parapente parapente parapente parque de aguas Centro de Lima circuito del agua Lima3 Lima parapente parapente parapente parapente parapente

"Cariño, no soy yo, es el alelo 334"




De todos los argumentos que un hombre podía ponerle a su mujer como excusa por sacar los pies del plato, ninguno más extraño que el de hoy por hoy corriente "querida, soy adicto al sexo".



Las mujeres por supuesto, cuando se enfrentan con una confesión de ese calibre dibujan una media sonrisa de incredulidad. Y razón no les falta para ello, en vista de lo poco que se ha escrito sobre el presunto desorden y lo mucho que se sabe sobre la proverbial inclinación masculina a la infidelidad.



Hace unos días encontré en Internet una pequeña historia de infidelidad pero no de menor importancia pues tenía que ver con el Alelo 334, tema que ya había leído un año atrás en una edición de la revista FAUSTO.



Paso a explicar: un equipo de científicos ha constado en un estudio desarrollado en los últimos cinco años que la monogamia depende de los genes. O lo que es lo mismo, los hombres son más fieles cuando carecen de una variante de un gen, el alelo 334, que influye en la actividad del cerebro. Se precisa que los hombres que poseen el alelo 334, que son dos de cada cinco según el estudio realizado, -no significa necesariamente que estén menos capacitados para el amor, sino que se trata más bien de una limitación de su capacidad social-



Evidentemente este tema generó, genera y generará (si es que aún no escuchaste o leíste sobre este gen) mucha polémica, tanto en hombres como mujeres. Siendo sinceros yo no creo que el "asunto del gen" intente justificar la infidelidad en el caso de los hombres. Pues, ¿acaso las mujeres no están también compuestas de células y de DNA y todas esas cosas?, por consiguiente ese gen también es heredable de padres a hijas, y eso comprueba que las mujeres también pueden llegar a ser infieles igual que nosotros los hombres, pero como las mujeres son tan rebuscadas, seguro que seguirán creyendo que es cosa de los hombres.



Y a todas las mujeres que piensan que todos los hombres somos infieles o que pensamos con la cabeza del pene, tienen que ver más mundo y no generalizar. No todo el mundo es igual.

Compartir esta anécdota en:

CONVERSACIÓN

1 comentarios:

  1. no puedo poner un super comentario pues no se de esto xD pero lo que opino es q hasta ahora solo han llegado a mi vidas personas lastimosamente dotadas de pensar con la cabeza ......(bueno no literalmente con la q naturalmente "pensamos" la mayoria) a ellos lastimosamente he amado sin nunguna meditacion antes de darles confianza y descubierto al final penosamente q no valian la pena en lo absoluto.....ante estos fallidos intentos de amor se me acabaron las ganas de intentarlo y lastimosamente no puedo hacer mas q refutar tu afirmacion final hasta q encuentre a alguien de verdad ....o algo asi... :)
    take care.

    ResponderEliminar

Los comentarios son publicados únicamente en mi discreción. No se publicarán comentarios que impulsan el odio, la intolerancia o existen principalmente para empujar a otro blog o sitio. Por favor evitar el Spam, devolveré todos los comentarios en cuanto me sea posible.