parapente parapente parapente parque de aguas Centro de Lima circuito del agua Lima3 Lima parapente parapente parapente parapente parapente

Escribir bonito




Hoy estoy de mal humor. El gran regalo que me da el hecho de estar de mal humor es que me hace renegar y eso resulta muy divertido para mí. Aunque suene increíble. Insospechadamente se convierte en una mezcla de mal humor con placer. O mejor dicho, el mal humor se torna placentero. Casi excitante.

Alguna extraña perversión -o malformación de personalidad-. Quién sabe.

Hace un par de días le escribí a mi mejor amiga, recurriendo a su inteligencia femenina... ¿quizás?, para que me de una idea de como conquistar a la chica que me gusta. De respuesta me dijo que en primer lugar: Si sigo escribiendo de esta forma, nadie va a querer tener nada conmigo.

Seguro tiene razón. Tal vez debería hacerle caso y escribir para conquistar y no para ahuyentar. Tal vez lo dice por mi bien. Tal vez. Quizá si sigo diciendo que me siento un vejete prematuro nunca más tenga ninguna relación. Pero hoy estoy de mal humor, cómo evitarlo. La escritura para la conquista me da la espalda. Hoy, escribir bonito, me resulta imposible.

Cómo hacerlo si mi mejor amiga ha rechazado todos mis planes -escritos- de conquista. No le gustó mi verborrea. Puro floro, me dijo. Cual lúpulo de chela me gritó: ¡No pasa! OK. No pasa. Donde manda capitana no manda marinero (más o menos eso entendí). Pero cómo quitarme el mal humor cuando releo mis escritos y compruebo que mi corrector de estilo cambió un "afortunadamente" por un "atunadamente".

¿¡Atunadamente!? ¿Del verbo atunar, quizás? ¿Yo atuno, tu atunas, nosotros atunamos? Si me quedo sin relación no va ser sólo por lo que digo, sino también por cómo lo digo y quién en su sano juicio va a conjugar una palabra que derive del atún. Hazme el favor, no me ahuyentes a las chicas hermanito.

Qué hago entonces para ser un galán de las letras si ya he intentado ser un galán de otras formas y no lo he conseguido. Cómo hago para meterme el mal humor en algún lugar al que no caiga el sol y escribir purita belleza, purita paz y amor que funja de imán para atraerla y mejorar mi relación. Qué se hace, maestro. Pues por hoy nada, ya estuvo bueno. Punto final, su tesito caliente y a la cama. Mañana será otro día para escribir bonito.

Compartir esta anécdota en:

CONVERSACIÓN

2 comentarios:

  1. Buena entrada, Lindo diseño
    Y Me Intimido la Cara De Homero u.u

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Jaja, creo que nunca se puede escribir lindo cuando uno pone todo su empeño en escribir lindo.. Escribir lindo sale solo, cuando menos uno lo espera (???)
    Jajaja muy lindo blog, saludoos!

    ResponderEliminar

Los comentarios son publicados únicamente en mi discreción. No se publicarán comentarios que impulsan el odio, la intolerancia o existen principalmente para empujar a otro blog o sitio. Por favor evitar el Spam, devolveré todos los comentarios en cuanto me sea posible.