image1 image2 image3 image4 image5

el mundo no está hecho de átomos| el mundo esta hecho de historias

Inteligencia femenina




Ayer terminé de leer un libro de Elizabeth Gilbert -Comer Rezar Amar-, y el título no es precisamente el contenido si no que más bien es una primera parte que habla de sus excéntricas anécdotas. Al terminar de leer, comprobé una vez más la magnificencia de las mujeres ¿Quién dijo que ellas son el sexo débil? ¡¿Quién dijo que son menos inteligentes que los hombres?! Estas frases probablemente sean propias de algunos machistas.



Una de las mujeres que tanto admiro es Marianne Costa. Juro por la vida de mi gato que ella es más inteligente que Mario Vargas Llosa, es extraordinaria, puede aprender cualquier idioma en dos o tres meses (ya habla nueve).



Nunca había tenido real conciencia de su importancia dentro de la sociedad y lo desvalorizadas que siempre han sido. Era un poco ciego e hijo de la incultura. Que haya mujeres así me sirvió para cuestionarme como era posible que existiera un Papa y no hubiera una papisa. Todas esas cosas me hacen lamentar que las mujeres todavía no logren su espacio en el mundo. Es injusto.



No hay que temer a una mujer inteligente, por el contrario hay que asumir el reto de saber estar a su altura, no decepcionarla, y sobretodo, no limitarla en modo alguno.



Además de ser guapas y de ser buenas acompañantes, ofrecen comprensión y flexibilidad. Si una mujer extremamente inteligente o con éxito se relaciona con un hombre, todos pensarán que él tendrá las mismas – o más – cualidades que ella. Pensarán: ¿Pero este hombre? ¿Qué tiene que ella está con él? ¿Tiene que ser o muy inteligente, muy rico, muy famoso o ....?. Estas son algunas de las cualidades que un hombre puede tener, pero ni hablar de la curiosidad de las otras mujeres que va a producir esta relación.



Hoy por hoy predomina el prototipo de hombre que prefiere a una mujer con la que puedan discutir las últimas noticias o el tipo del carro que van a comprar. Todavía se está polemizando quién, en este caso, va a tener la última palabra. Pero bueno. Los hombres quieren todo esto menos que ella sea más inteligente que él.



Mi opinión es que la vida con una mujer inteligente es mucho más sencilla. Definitivamente este mundo estará mejor cuando las mujeres logren su independencia, sobre todo económica.

Compartir esta anécdota en:

CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Hacemos lo que podemos viste (?) Muy buen blog, y tu comentario en el mío me calló simpático!

    ResponderEliminar

Los comentarios son publicados únicamente en mi discreción. No se publicarán comentarios que impulsan el odio, la intolerancia o existen principalmente para empujar a otro blog o sitio. Por favor evitar el Spam, devolveré todos los comentarios en cuanto me sea posible.